Piratería en la Grecia clásica (I)

Hoy volvemos a la Antigüedad tras haber hablado de los piratas que se las vieron en Baleares contra Roma, y lo hacemos para rescatar una época que últimamente está muy de moda en el cine y que algunos de nuestros lectores nos reclamaban. Nos toca introducir los piratas en la Antigua Grecia, tratando concretamente los que intervinieron en la Guerra de Corinto.

Cerámica griega que representa el mito de Dionisio y los piratas. El dios del éxtasis y piratas, no podría ser más apropiado para este blog.
Cerámica griega que representa el mito de Dionisio y los piratas. El dios del éxtasis junto con piratas, no podría ser más apropiado para este blog.

Antes de comenzar con la piratería en este conflicto, es necesario contextualizarlo brevemente. Ocurrió entre 395 y 387 a.C., nueve años después de la Guerra del Peloponeso, que finalizó con victoria espartana. La hegemonía espartana provocó -entre otros motivos- que Tebas, Atenas, Corinto y Argos se levantaran en armas contra esta ciudad. Pero Esparta no estaba sola, ya que contaba, entre otros, con el apoyo de Egina, que es esta isla tan cercana a Atenas. ¿Que por qué solo mencionamos Egina? Pues porque vamos a hablar de la piratería que se lanzó desde la isla hacia los dominios atenineses. Somos un blog de piratas, si te interesa la Guerra de Corinto -que debería- no tienes más que pinchar en el enlace que hemos puesto un poco más arriba. Así que al lío, ¿qué pasaba en Egina?

Los trabajos de Ulises: "Zephyrus Pushing the Ship of Ulysses", Theodor van Thulden.  Fuente: The Hunterian Museum and Art Gallery, University of Glasgow.  Vale, Ulises no tuvo nada que ver con la Guerra de Corinto, pero era griego e iba en barco, y no hay muchas pinturas sobre ello.
Los trabajos de Ulises: “Zephyrus Pushing the Ship of Ulysses”, Theodor van Thulden. Fuente: The Hunterian Museum and Art Gallery, University of Glasgow.
Vale, Ulises no tuvo nada que ver con la Guerra de Corinto, pero era griego e iba en barco, y no hay muchas pinturas sobre el tema.

Pasaba que, circunstancialmente, Esparta promovió las acciones piráticas de los habitantes de Egina para desestabilizar económica y moralmente a Atenas, dado que no tenía el potencial naval suficiente como para enfrentarse directamente a ella. Y no lo tenía porque las naves de la Liga del Peloponeso -encabezada por Esparta- habían sido derrotadas en agosto de 394 a.C. en Cnido por los persas, que mantuvieron una postura ambivalente a lo largo del conflicto. Volviendo a los eginetas, resulta curioso que lo que a los ojos de los atenienses debían ser piratas sin moral alguna, desde la perspectiva espartana eran considerados valiosos aliados en una guerra declarada, imprescindibles -y por ello apoyados y autorizados- para mantener bajo control las naves atenienses. Se trata de la doble perspectiva que siempre ha existido en torno a la piratería, capaz de ensalzar al nivel de héroes lo que otros consideran criminales y de criminalizar lo que algunos pueden considerar héroes.

Nos hemos permitido una licencia del 15, este fotograma pertenece a "300: Rise of an Empire", película que no destaca por su
Nos hemos permitido una licencia del 15, este fotograma pertenece a “300: Rise of an Empire”, película que no destaca precisamente por su rigor histórico. Pero son naves de la misma época que tratamos y la imagen es bien chula.

 Volviendo a Egina, su papel durante la primera parte del conflicto se podría definir como neutral, ya que mantuvo sus relaciones con Atenas mientras acogía sin problemas a ilustres ciudadanos lacedemonios -recordemos que Esparta también se puede denominar Lacedemón-. De hecho, fue uno de estos espartanos, Eteónico, quien cambió la situación de Egina a su llegada en 390 a.C., puesto que hizo un llamamiento a los eginetas y otros habitantes de la isla -metecos y extranjeros varios- para que lanzaran incursiones en las costas del Ática. Este llamamiento contaba con el reconocimiento de los éforos espartanos, lo que le otorgaba un carácter oficial. Es importante reseñar que los griegos repudiaban enérgicamente la piratería, por considerarla injusta y no honorable -recordemos que las guerras siempre se anunciaban en la Grecia Antigua-, pero que era un recurso válido cuando existía una guerra declarada en el mar.

En primer plano a la izquierda, Eteónico muestra sus dotes militares. No, es broma, también es una imagen de 300.
En primer plano a la izquierda, Eteónico muestra sus dotes militares. No, es broma, también es una imagen de 300.

Si bien estas acciones no suelen ser determinantes en las guerras, es probable que la piratería sobre la región afectara significativamente a Atenas, puesto que en 389 a.C. Pánfilo de Ciriadas fue enviado al mando de diez trirremes y una fuerza terrestre para asediar por tierra y mar la ciudad de Egina. El asedio fue un éxito por tierra pero desbaratado por mar gracias a la ayuda que el navarco espartano, Teleutias, ofreció a los eginetas. La isla fue aumentando paulatinamente su importancia como centro de operaciones navales de la Liga del Peloponeso, como lo demuestra que 12 de las 37 naves de la flota permanecieran basadas allí. Estas, en su mayoría pentecónteros y triacónteros, seguramente se autofinanciaban mediante la piratería sobre el Ática, como parece indicar el hecho de que cuando los ataques cesaron, hubo un conato de motín de la marinería por falta de salarios.

Agarraos, que esta entrada toca a su fin pero en la siguiente continuaremos con un análisis de las acciones bélicas y la piratería en torno a la isla de Egina en la Guerra de Corinto. Entenderéis perfectamente el motivo de la separación en dos de este tema cuando leáis el torrente de complicados nombres de comandantes griegos que presidieron la acción en: Piratería en la Grecia clásica (II). ¡Qué tengáis buen viento, MediPiratas!

Piratería en la Grecia Clásica | Piratería en la Grecia Clásica (I)Piratería en la Grecia Clásica (II).


Bibliografía utilizada

FORNIS, César. “Leisteía institucionalizada en la guerra de Corinto” En: ÁLVAREZ-OSSORIO RIVAS, Alfonso; FERRER ALBELDA, Eduardo; GARCÍA VARGAS, Enrique (coords). Piratería y seguridad marítima en el Mediterráneo Antiguo. Sevilla: Secretariado de publicaciones de la Universidad de Sevilla, 2013. Spal Monografías, Nº XVII. ISBN: 978-84-472-1531-7. pp. 89-94

Anuncios

2 comentarios sobre “Piratería en la Grecia clásica (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s