La defensa de los puertos: la batería de Santa Ana Acasamatada

En una entrada anterior echamos un vistazo al puerto de Barcelona y en esta haremos algo por el estilo con el de Cartagena. Pero vamos a abordar el tema desde otra perspectiva, en lugar de analizar el desarrollo histórico del puerto, nos fijaremos sólo en una de las estructuras defensivas: la batería de Santa Ana Acasamatada. Estas estructuras se construían para defender los puertos, por lo que en la actualidad constituyen uno de los elementos más visibles del patrimonio relacionado con la guerra naval…y por ende con la piratería.

La batería de Santa Ana Acasamatada con una preciosa luz.
La batería de Santa Ana Acasamatada con una preciosa luz.

La batería de Santa Ana Acasamatada que puede observarse hoy fue diseñada por Francisco Ramos Bascuñana, ingeniero militar, y es fruto de los planes de defensa de la plaza elaborados entre 1887 y 1893. Se terminó en 1895, colocando ya la artillería en el interior de sus seis casamatas, de las que le viene el nombre. El motivo por el que no se denomina simplemente “Santa Ana” es la existencia de otra batería en las inmediaciones con el mismo nombre, que pasó a llamarse Santa Ana Complementaria. Todo un alarde de originalidad. Su situación se decidió por ser, a todas luces, estratégica en la defensa del puerto cartaginés, puesto que cierra la boca del mismo por la parte este junto con Santa Ana Complementaria y Santa Florentina.

DSC03178

El interés estratégico de la posición que ocupa no había pasado desapercibido hasta el siglo XIX, ya a principios del siglo XVII se había mostrado interés en la misma, según otro ingeniero militar que escribió sobre la batería en 1799: Juan José Ordovás. Definitivamente, no se levantaría el primer fuerte hasta 1702. Su origen parece deberse a la Guerra de los Nueve Años (1689-1697) y la Guerra de Sucesión (1701-1714), contextos en los que la defensa de Cartagena se hizo una necesidad acuciante.

Plano del puerto de Cartagena. Santa Ana Asamatada es el número 23.
Plano del puerto de Cartagena. Santa Ana Asamatada es el número 23.

Esta primera obra fue rehabilitada bajo dirección de Esteban de Panón en la década de 1740, algo más de diez años después de ser Cartagena nombrada capital del Departamento Marítimo en 1728. La construcción del arsenal y la renovada importancia del puerto hacían necesaria una construcción de carácter más recio que la realizada a principios de siglo, con la finalidad de dotar de una impecable defensa a tan vital plaza.

Vista aérea de la batería.
Vista aérea de la batería.

Dicha reconstrucción la dotó de 13 cañones a barbeta hasta que el Fortín de Santa Ana es reformado en 1860 según el Plan O’Donell, que le infiere aspecto de castillete con aspilleras desde las que defender el sitio mediante fusil, puesto que era de fácil acceso por tierra. Tras ello, la visión de Santa Ana Acasamatada se asemejaría al actual fuerte de Navidad, estando en 1874 artillada con seis cañones H.R. de 160mm y una pieza de bronce.

Golas-de-Santa-Ana-y-Santa-
Parte trasera de las baterías de Santa Ana Acasamatada (al fondo) y Santa Ana Complementaria (en primer plano a la derecha).

La última reforma que sufrió es la antedicha que puede verse en la actualidad, la realizada por Ramos Bascuñana. En 1942 la batería aún continuaba con los cañones de hacía más de medio siglo, aunque se añadieron dos cañones de 57 mm montados en caponera. Tres años después se cambió la denominación para pasar a ser “C-5”, y en 1956 se desartillaron los 6 cañones “Ordóñez” de hierro, con casi un siglo a sus espaldas y el consiguiente desfase tecnológico. Su única utilidad era ser testimonio de una época pasada. La batería sería finalmente abandonada en la década de los noventa del siglo pasado.

Cañón de 56 mm en caponera.
Cañón de 56 mm.

La batería

La disposición actual, tal como se ha mencionado, es la que data de finales del siglo XIX. Es un recinto cerrado compuesto por seis casamatas próximas al nivel del mar aunque a distintas alturas. La parte anterior está cerrada por un muro con aspilleras con dos caponeras también preparadas para disparar mediante fusil. Se trata de una estructura destinada a la defensa de pequeñas incursiones. En el centro del muro se sitúa un arco de acceso que puede ser anterior a la reforma de 1895, probablemente correspondiente con la de 1860.

Interior de la batería, con un trabajo de conservación "made in Spain".
Interior de la batería, con un trabajo de conservación “made in Spain”.

Por su parte, las casamatas están realizadas mediante bóvedas de gran resistencia, con el objeto de resistir impactos de bomba. Son estructuras de hormigón de formas curvas, que distribuyen la fuerza de posibles impactos de manera uniforme y que se abren en unas cañoneras destinadas a asomar las bocas de las piezas. La parte trasera de las casamatas posee unas considerables oberturas destinadas a desalojar los humos producidos por la artillería. La parte superior de las casamatas se encuentra cubierta de tierra.

Patio interior de la batería.
Patio interior de la batería.

En la actualidad

A pesar de que Santa Ana Acasamatada se encuentra declarada Bien de Interés Cultural según la ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, su abandono ha conllevado un mal estado de conservación de la estructura, aunque por suerte está prácticamente entera. A este ritmo de destrucción, de todas formas, no tardará en deteriorarse completamente.

Santa Ana a vista de pájaro. Concretamente el "Google Satellitus", ave típica de la zona.
Santa Ana a vista de pájaro. Concretamente el “Google Satellitus”, ave típica de la zona.

Para llegar a ella hay que dirigirse por la carretera que va al muelle de La Curra y desviarse a la izquierda justo antes de la entrada de este, hacia el valle de Escombreras. Habiendo dejado atrás la batería de San Leandro, se llega al control de accesos de las dos de Santa Ana y la de Santa Florentina; puesto que al ser propiedad del Ministerio de Defensa la entrada está restringida. Es por ello que se requiere de un permiso para su visita y que MediPiratas os la ha acercado. ¡Buena mar!


¡Extra, extra! ¡Más fotos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Bibliografía

Batería de Santa Ana Acasamatada. AFORCA. Recurso en línea [Consultado el 22 de febrero de 2015]. Disponible en <http://www.aforca.org/santaanaaf.htm>

Batería de Santa Ana Acasamatada. regmurcia.com. Recurso en línea [Consultado el 22 de febrero de 2015]. Disponible en <http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,75,c,522,m,1075&r=CeAP-7718-R_567_DETALLE_REPORTAJES>

Batería de Santa Ana Acasamatada. fortalezascartagena.com .Recurso en línea [Consultado el 22 de febrero de 2015]. Disponible en <http://fortalezascartagena.ubaldons.com/2007/07/batera-de-santa-ana-acasamatada.html>

Enlace a la fuente original del vídeo: http://fortalezascartagena.ubaldons.com/2007/07/batera-de-santa-ana-acasamatada.html

Fotógrafo de “fortalezasdecartagena”: Ubaldo Núñez Sánchez.


Y un pequeño regalo final…¡la batería en acción!

Santa Ana Acasamatada disparando.
Santa Ana Acasamatada disparando.
Anuncios

One thought on “La defensa de los puertos: la batería de Santa Ana Acasamatada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s